Casa Vicens: abre al público la primera casa que proyectó Gaudí

La Casa Vicens, el primer edificio residencial proyectado por Antoni Gaudí, ha vuelto a abrir sus puertas al público, 132 años después de su construcción, convertida en un museo que plantea un diálogo entre la arquitectura modernista y la contemporánea. A partir de ahora podrá ser visitada por el público y se incorporará al recorrido de visitas de edificios gaudinianos, todos ellos patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Su director, Joan Abellà, considera que la Casa Vicens es “la obra manifiesto” de Gaudí. La casa se construyó entre 1883 y 1885 como una residencia unifamiliar de veraneo para Manel Vicens, agente de cambio y bolsa. Está estructurada en cuatro niveles y tiene tres fachadas. Cuando el matrimonio Vicens falleció, la familia Jover adquirió la finca en 1899 para convertirla en su residencia habitual, y en 1925 encargó una ampliación a Juan Bautista Sierra de Martínez, arquitecto amigo de Gaudí, y pasó de casa unifamiliar a plurifamiliar.

En 2014 MoraBanc de Andorra adquirió el edificio y se iniciaron las obras de restauración, rehabilitación e integración de los elementos arquitectónicos de Casa Vicens, según el proyecto de los arquitectos José Antonio Martínez Lapeña, Elías Torres y David García.

Como curiosidad, se puede observar que el arquitecto diseñó unos distribuidores de entrada a las habitaciones para mejorar el control acústico y térmico de las estancias.

Al margen del diálogo entre la arquitectura de Gaudí y el actual, los responsables de la Casa Vicens quieren marcar diferencias con otras casas museo en el modelo de visita. “Como máximo, recibiremos 60 personas cada hora, 550 al día. La previsión de público es de 150.000 personas al año. Queremos tratar el visitante a medida “, dice Abella, quien desde el primer momento encargó un Plan de impacto turístico para prever y plantear soluciones a los impactos de su entorno. La preventa de entradas y un estudio de movilidad para ordenar flujos de visita y asegurar los accesos a su entorno son algunas de las cuestiones abordadas en el Plan. La Casa Vicens está pensada para que el público local tenga un papel preponderante por lo que se ha pensado con actividades e iniciativas diseñadas para los ciudadanos.

Impulso a las tiendas más auténticas y singulares de la ciudad

Un recorrido por los comercios más inspiradores de la ciudad. Esto es lo que ofrece Barcelona Genuine Shops, una ruta guiada por tiendas singulares de la ciudad, que invita a entrar en contacto con la Barcelona más auténtica, singular y poco conocida.

Turisme de Barcelona ha puesto en marcha un nuevo itinerario para hacer valer la identidad y las particularidades del tejido comercial de la ciudad, independientemente de su localización.

La ruta consiste en la visita por los interiores de algunos establecimientos comerciales de diferentes especialidades, de tiendas de marcas catalanas, de ateliers donde se trabaja con materiales ecológicos y de comercios centenarios llenos de historia que aún conservan parte de su mobiliario y de las maneras de hacer tradicionales.

Hablar con diseñadores locales de moda, disfrutar de un espacio lleno de artículos de artesanía, visitar uno de los mercados más emblemáticos de Barcelona o degustar productos gastronómicos locales como turrones, aceite y jamón. Estas son sólo algunas de las experiencias para los cinco sentidos que ofrece la iniciativa, que forma parte del programa Barcelona Shopping City para potenciar la imagen de la ciudad como destino de compras de calidad.